icaen

Certificación energética. Cataluña alcanza el primer millón de informes

Según datos del Institut Catalá d’Energía (ICAEN), los informes de certificación energética de edificios en Cataluña ya llega al primer millón de tramitaciones realizadas.

Esta cifra supone casi el 25% del parque edificatorio de Cataluña. Estos datos nos permiten empezar a elaborar un perfil significativo del comportamiento energético de los inmuebles del país. Un 82% de los edificios dispone de certificación energética E, F o G, las menos eficientes. Por lo tanto, la principal conclusión es que se evidencia la necesidad de apostar por la rehabilitación energética. De este modo, vemos un importante potencial para reducir el consumo de energía y mejorar la habitabilidad en los inmuebles.

Edificios existentes

De este millón de certificaciones emitidas, 992.381 corresponden a edificios existentes. Porcentualmente apreciamos:

  • Calificación energética E : 51,9%
  • Calificación energética F : 13,1%
  • Certificación energética G : 16,9%

Esto se debe al envejecimiento del parque de viviendas de Cataluña: más del 40% de las viviendas construidas en Cataluña son anteriores a 1980, fecha en que entró en vigor en el Estado la primera normativa sobre aislamiento térmico en edificios, y que tenía un impacto directo en sus necesidades energéticas.

Edificios de obra nueva

Se han certificado 7.619 edificios de nueva construcción:

  • Certificación energética A : 36,1%
  • Certificación energética B : 41,4%

Esto se debe a que se han construido con normativas más exigentes en materia de eficiencia energética:

  1. Aplicación de tecnologías cada vez más eficientes.
  2. Incorporación de criterios ambientales.
  3. Reducción del coste de los consumos energéticos.

Según los datos del ICAEN, un inmueble con la calificación energética A tiene un ahorro en el consumo medio de energía de hasta el 89% respeto uno de igual con la calificación G, y del 78% en relación con uno de igual con la calificación E. Además de la reducción del consumo de energía y el ahorro económico que conlleva, la rehabilitación energética de los edificios también implica ventajas como la revalorización del inmueble o la eliminación de problemas de salubridad.

Fuente : Agenda de la Construcció Sostenible

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *