¿Qué es el FRONTEK?

En varios posts ya hablamos de la fachada ventilada como un sistema muy eficiente para resolver la envolvente de los edificios. En SgARQ la incluimos por su versatilidad y ventajas en varios de nuestros proyectos como en las viviendas adosadas de la calle de la casa Pletada de Sitges, la vivienda unifamiliar aislada en la Levantina o la vivienda unifamiliar entre medianeras de Viladecans. Hoy explicaremos la solución que utilizamos normalmente para el acabado exterior de este sistema.

Repasando brevemente en qué consiste una fachada ventilada, destacamos que se trata de un sistema constructivo que se compone de dos hojas, una interior y una exterior, separadas entre ellas por una capa aislante y una cámara de aire. La hoja exterior, protagonista del post de hoy, se ancla a la hoja interior dejando una cámara de aire que permita el efecto chimenea entre la capa donde está la envolvente térmica y el acabado.

La función de la hoja exterior de la fachada ventilada no es simplemente estética, aunque sea el objetivo que más peso tiene en este componente. Esta capa, trabajando en conjunto con la cámara de aire, actúa como amortiguador térmico favoreciendo la reducción de la transmisión de calor. En verano calienta el aire contenido en la cámara, lo que favorece que se creen corrientes de convección. De esta forma, el aire caliente asciende y el espacio que ocupaba lo rellena el aire frío que entra por las ranuras de la parte inferior del cerramiento. En invierno el aire también se calienta, pero no lo suficiente como para que haya corrientes de convección como en verano. De esta forma, el calor se conserva en las épocas más frías del año y se elimina en las más calurosas.

La hoja exterior tiene infinidad de posibilidades, pero en SgARQ nos decantamos por utilizar las soluciones de FRONTEK (cerámica tecnológica) porque ya hemos comprobado sus ventajas funcionales y estéticas. La instalación se realiza de manera fácil y rápida debido a que es un sistema en seco instalado mediante anclajes mecánicos previamente calculados para que resistan las cargas de viento y gravitatorias. Los materiales que utilizan conforman unos de los paneles más resistentes y ligeros del mercado ya que su diseño alveolar aligera el peso e incrementa la resistencia al impacto por trabajar a modo de celosía. En el caso de tener que sustituir una pieza independiente, es posible hacerlo sin comprometer ningún otro elemento de la fachada, ya que el sistema está previamente pensado para resolver esto. Protege el resto de elementos de la fachada contra la intemperie ya que es resistente a los agentes meteorológicos. Aparte del escaso mantenimiento, son elementos de fácil limpieza debido a que su baja porosidad impide que se fijen manchas.

Nuestros clientes se benefician de todas estas ventajas y tienen una amplia gama de materiales, acabados, colores y combinaciones para definir el aspecto estético de sus viviendas.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *