Conferencia de Glassgow y viviendas passivhaus

Conferencia de Glasgow y viviendas passivhaus

La cumbre de Glasgow es noticia y está en boca de muchos. Pero ¿de qué se trata exactamente? Veamos la conexión entre conferencia de Glasgow y viviendas passivhaus…

 La COP26 es la cumbre internacional sobre el cambio climático. Su celebración es anual y su organización está a cargo de las Naciones Unidas. El objetivo principal es luchar contra el calentamiento global tras el compromiso de los países firmantes del convenio.  A gran escala, la meta es que los casi 200 países que conforman el mundo reduzcan las emisiones de gases para evitar las consecuencias catastróficas del efecto invernadero que estos producen.

 Pero ¿qué pasa si no somos delegados o ministros de un país y no somos quienes deciden las medidas que se tienen que tomar? o ¿qué podemos hacer si el país en el que vivimos no asume un compromiso lo suficientemente restrictivo y queremos contribuir positivamente?  Cada gesto, por más pequeño que sea, suma. Y teniendo esto en cuenta: ¿qué podemos hacer como arquitectos para reducir las emisiones y cooperar para dirigirnos a un futuro más sostenible? Y es que la Conferencia de Glasgow y viviendas passivhaus tienen mucho más que ver de lo que imaginas. 

 Te aportamos uno de los datos más importantes para que veas cuánto tenemos en nuestras manos: en España, la construcción es la responsable de un tercio de las emisiones de CO2. Y además, ¿sabías que el 90% de nuestro tiempo lo pasamos en el interior de los edificios?

Manos a la obra

 Para ponernos manos a la obra, y nunca mejor dicho, en SGarq apostamos por el estándar passivhaus para todas nuestras intervenciones arquitectónicas, ya sean de obra nueva o rehabilitación. 

 Es una situación “win-win” tanto para el planeta como para nuestros clientes. ¿Y cómo conseguimos eso? Lo hacemos a través de construcciones energéticamente eficientes en las que garantizamos la mínima demanda energética y un alto confort en el interior. Para ello, nuestros proyectos se conciben desde el minuto cero con la idea de utilizar la mínima energía posible y haciendo el esfuerzo de que la procedencia de ésta sea, en su mayoría, de fuentes renovables. Con esta base, no solo reducimos la energía que necesitamos sino que, además, disminuimos las emisiones.

 Para alcanzar las condiciones de confort adecuadas, mejoramos el diseño de la envolvente de los edificios gracias a la búsqueda de la mejor orientación, el aumento de aislamientos, el control exhaustivo de las obras para evitar o reducir al mínimo los puentes térmicos, la incorporación de protecciones del sol en verano y la absorción de su energía en invierno para calentar el interior. Estas medidas son las conocidas como “pasivas” ya que, la construcción por sí misma nos ayuda a llegar a una temperatura interior muy cercana a las condiciones de confort que requerimos como seres humanos. Para terminar de conseguir las condiciones adecuadas, sumamos las medidas “activas” que son aquellas que se sirven de instalaciones de calefacción y refrigeración como apoyo. La clave para reducir la demanda energética es utilizar las herramientas necesarias para conocer el consumo de la construcción y así dimensionar correctamente tanto los elementos constructivos como las instalaciones del edificio.

 Por nuestra parte, como arquitectos, nos tomamos muy en serio la situación climática límite a la que llegamos donde la forma de construir y vivir fue y es uno de los factores más decisivos. Nuestra posición nos permite implicarnos directamente a través de nuestra forma de trabajar, construir y educar tanto a los usuarios como a las administraciones que están a cargo de las regulaciones que tenemos que aplicar a la hora de concebir un proyecto arquitectónico.

 Tenemos en nuestras manos la posibilidad de generar un gran cambio. Como decíamos antes, es una situación win-win: podemos bajar la demanda energética, reducir las emisiones y, al mismo tiempo, vivir mejor.

 ¿Te animas a unirte a nosotros para construir un futuro más sostenible?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *