El estándar Passivhaus

El estándar Passivhaus  o casa pasiva se caracteriza por un método constructivo que aporta un elevado confort combinado con un consumo energético muy bajo.

Nace en Alemania el 1991 pensado inicialmente como un sistema constructivo para climas fríos y posteriormente se ha ido extendiendo a todo el mundo y adaptándose a todo tipo de climas.

Destaca su especial cuidado sobre la envolvente térmica del edificio y su ventilación mecánica controlada. Una casa diseñada con el estándar Passivhaus consigue reducir entre un 70% y un 90% la demanda energética de calefacción y refrigeración.

El estándar Passivhaus no obliga a usar ningún tipo de material o producto determinado. Tampoco supone un estilo arquitectónico determinado y admite cualquier tipo de arquitectura. Permite desarrollar una casa pasiva optimizando el diseño deseado y utilizando materiales aislantes convencionales.

Una casa pasiva diseñada con el estándar Passivhaus se basa en 5 principios básicos:

  • Excelente aislamiento térmico
  • Ventanas de altas prestaciones
  • Ausencia de puentes térmicos
  • Ventilación mecánica con recuperador de calor
  • Estanqueidad al aire

Los edificios de consumo casi nulo están recogidos por la Unión Europea en la Directiva 2010/31 relativa a la eficiencia energética de los edificios y serán de obligado cumplimiento en el 2020. Una casa pasiva construida bajo el estándar Passivhaus nos acerca a este objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *