¿Sabes qué es el balance térmico?

Las condiciones térmicas de un edificio son las que definen en gran parte el confort de sus habitantes. En términos generales, dependerá de las pérdidas y ganancias de calor, que variarán según el momento. Si las ganancias de calor son mayores que las pérdidas, el edificio tenderá a calentarse, mientras que si la situación es al revés (mayores pérdidas que ganancias), el edificio tenderá a enfriarse.  Para contrarrestar las situaciones de disconfort interior, tendemos a incorporar sistemas de climatización artificial (refrigeración y calefacción).

Pero ¿cómo gano calor y por dónde lo pierdo?

Las ganancias de calor se dan por varios factores. Uno de ellos es la radiación solar que penetra en el edificio a través de carpinterías, cerramientos, etc. Otros agentes principales que colaboran en la adquisición son los ocupantes del edificio que emiten calor constantemente, los aparatos en funcionamiento y los aparatos de iluminación artificial.

Las pérdidas de calor se dan por la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior o entre ambientes contiguos. Es crucial que a la hora de plantear el proyecto se tenga plena conciencia de la transmisión de calor de los elementos constructivos y se verifique por convección, conducción y radiación.

En SgARQ apuntamos a edificios de alta eficiencia energética, confort y consumo casi nulo intentando que, en caso de recurrir a sistemas artificiales, su uso sea el mínimo.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *