¿Sabes que es una casa pasiva?

Una casa pasiva o de consumo casi nulo es una vivienda donde el consumo energético se reduce al mínimo manteniendo unas altas condiciones de confort.

Una vivienda pasiva ofrece durante todo el año una temperatura ambiente confortable practicamente sin la necesidad de aplicar una calefacción o refrigeración convencional.

Su tipologia constructiva se basa en grandes aislamientos, ventanas de altas prestaciones, renovación de aire interior mediante recuperador de calor y eliminación de puentes térmicos.

Un resumen gráfico seria poner un abrigo al edificio en invierno, protegerlo del sobrecalentamiento en verano y renovar y purificar su aire interior.

La mejora del  sistema constructivo de una vivienda tradicional frente a una vivienda pasiva  es abismal. La calidad y confort interior no tienen comparación.

El principio en el que se basa una casa pasiva es muy simple:  conseguir unas condiciones interiores óptimas utilizando el mínimo consumo de instalaciones para su climatización. Así, utilizaremos en invierno el sol para “calentar” la vivienda y los aislamientos y acristalamientos de calidad para evitar pérdidas energéticas. En verano, las protecciones solares e igualmente los aislamientos nos permitirán protegernos de un sobrecalentamiento interior.

Una casa pasiva evita al máximo las infiltraciones de aire no deseadas. Asegura la ventilación interior mediante ventilación mecánica, introduciendo y extrayendo aire de su interior permanentemente mediante un recuperador de calor.

En resumen, una casa pasiva es máximo confort y mínimo consumo.

 

One thought on “¿Sabes que es una casa pasiva?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *