La calidad del aire interior en una vivienda

Nos importa el aire que respiramos? Le damos importancia a la calidad del aire interior en una vivienda? Sabemos de la contaminación provocada por los vehículos y la industria que nos rodea pero…… y que sucede con el aire que nosotros mismos expulsamos con nuestra respiración en una vivienda?

En  el interior de una vivienda, se estima que los niveles de contaminación del aire se encuentran entre 2 y 5 veces por encima que el aire exterior. Si le ponemos números, podemos considerar una concentración de unos 400ppm de CO2 en el aire exterior, eso significa que podemos encontrar niveles de CO2 interiores entre 800 y 2.000ppm.

A partir de 1.000ppm dicha concentración tiene efectos negativos para la salud. Podemos asustarnos si leemos estudios de la Organización Mundial de la Salud acerca de las patologías causadas por la baja calidad del aire que respiramos.  Tomando el ejemplo de un dormitorio de 2 personas, a unas 12-14 respiraciones por minuto, supone unos 360 litros/hora por persona, hecho que repercute directamente en que el CO2 aumente rápidamente a valores que pueden superar los 2.000ppm, haciendo muy poco saludable el sueño de sus ocupantes.

La opción por lo tanto es ventilar continuada y adecuadamente la estancia para mantener en niveles óptimos el CO2 y descansar correctamente. Abrir la ventana puede ser eficaz con temperaturas exteriores confortables, pero se convierte en un problema en época invernal.

Las viviendas pasivas disponen de un sistema de ventilación mecánica permanente con recuperador de calor, que más allá de mantener la temperatura interior constante, permite que la calidad del aire interior en una vivienda sea máxima. Disponen por lo tanto de un “pulmón artificial”. En el gráfico podemos observar la monitorización de una vivienda pasiva en Sitges donde durante los 4 días mostrados ( 7 al 10 de febrero del 2018 ), los niveles de CO2 se mantienen siempre entre valores de 450 ppm y 550ppm, teniendo picos máximos de 600ppm en determinados momentos. La vivienda se ha encontrado siempre cerrada, y como vemos en los gráficos adjuntos con temperaturas medias de 20º, con mínimas de 18,5º en momentos nocturnos puntuales y máximas de 21º-22º en las horas centrales del día.

            

Como vemos,  gracias a viviendas con un alto grado de hermeticidad ( la vivienda del ejemplo ha resultado 0,69 renovaciones/hora a una presión de 50Pa en el Test Blower door ) con los recuperadores de calor  obtenemos viviendas con unos niveles de CO2 óptimos y sin pérdidas energéticas.

3 thoughts on “La calidad del aire interior en una vivienda”

  1. – Recuperador de calorLa ventilación mecánica permite que continuamente se esté renovando el aire interior. Gracias a un recuperador de calor, el aire que, por ejemplo, puede entrar en un día de invierno a 0º al cruzarse (no mezclarse) con el que sale a unos 22º, cede la energía interna transformando los 0º en unos 18º, en función de la eficiencia del recuperador y sin ningún sistema de calefacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *